Skip to main content

Florida

Index: Palabra liminar, Seis problemas para don Isidro Parodi, OCC,Obras completas en colaboración. Buenos Aires: Emecé, 1979. 16. Las noches de Goliadkin, Seis problemas para don Isidro Parodi, OCC,Obras completas en colaboración. Buenos Aires: Emecé, 1979. 37, 38. Vestuario I , Crónicas de Bustos Domecq, OCC,Obras completas en colaboración. Buenos Aires: Emecé, 1979. 354. Otra vez la metáfora, IA,El idioma de los argentinos. Buenos Aires: M. Gleizer, 1928. 63. La noche de los dones, LA,El libro de arena. Buenos Aires: Emecé, 1975. 89. Tareas y destino de Buenos Aires, PB,Páginas de Jorge Luis Borges. Buenos Aires: Celtia, 1982. 128, 129. Nota sobre el Ultraísmo, TR3,Textos recobrados 1956-1986. Buenos Aires: Emecé, 2004. 127. Monserrat, TR3,Textos recobrados 1956-1986. Buenos Aires: Emecé, 2004. 152. Lugones-Macedonio 100 años, TR3,Textos recobrados 1956-1986. Buenos Aires: Emecé, 2004. 175. Milongas, TR3,Textos recobrados 1956-1986. Buenos Aires: Emecé, 2004. 234. Argentina: El país maravilloso, TR3,Textos recobrados 1956-1986. Buenos Aires: Emecé, 2004. 278. Florida y Boedo, TR3,Textos recobrados 1956-1986. Buenos Aires: Emecé, 2004. 327, 328.
Type
P

shopping street in central Buenos Aires

Parodi: 1) “calle Florida”: hacia la época de publicación de Seis problemas, Florida era la calle más célebre de la ciudad, un paseo habitual de los porteños, elogiado por su elegancia. Mencionada también en “Goliadkin”, “Toros”, “Sangiácomo”, “Tai An”, Modelo I, “Gradus”, “Ojo”, “Tafas”, “Vestuario I”, “Hijo”.

2) “Dos escuelas proceden de la baronesa de Servus […] La primera es la escuela de Florida; la otra, de tufillo más popular, la de Boedo”: dos calles de Buenos Aires, la elegante y aristocrática calle Florida (cf. “Palabra” §8) y la popular calle Boedo (cf. “Signo” §5) dieron nombre a los grupos antagónicos. Dice Borges en “La inútil discusión de Boedo y Florida”: “La disputación de Boedo y Florida fue motivo de sorna para los más, de traviesa o malhumorada belicosidad para los empeñados en ella, y de tranquila consideración póstuma para alguno, que esta vez soy yo. / Rememoro el caso. Básteme señalar, en socorro del olvidadizo o desentendido lector, que allá por los inverosímiles días de la nueva sensibilidad guerrearon dos facciones literarias en Buenos Aires, y que la primera se dijo ser de Boedo y que a la segunda le dijeron ser de Florida.” (TR1: 365). No obstante este comentario de 1928, en repetidas ocasiones, Borges negó la existencia de esos grupos y de esa polémica. Hacia la época de la escritura de Crónicas, Bioy registra en Borges 1132 (correspondiente a al año 1966): “Dice [Borges]: “Un día van a aplazar en un examen a un muchacho porque no supo qué fue la polémica de Florida y Boedo. No hubo tal polémica: todo fue una broma inventada por Ernesto Palacio y Roberto Mariani. La gente que vivió entonces, ¿no recuerda que nunca existió la polémica? ¿Inventa recuerdos?” [Ernesto Palacio (1900-1979) fue escritor, historiador y periodista; alistado en el nacionalismo local. Roberto Mariani (1893-1946) escritor que participó en el grupo de Boedo].